Capítulo Aragua

jueves, 19 de abril de 2018

Alucinaciones y Alzheimer

Alucinaciones y Alzheimer
Cuando una persona con Alzheimer u otra demencia alucina , puede ver, oír, oler, saborear o sentir algo que no está allí. Algunas alucinaciones pueden ser aterradoras, mientras que otras pueden involucrar visiones ordinarias de personas, situaciones u objetos del pasado.

¿Fallo de memoria o falta de atención?

¿Fallo de memoria o falta de atención?
La pérdida de memoria es un problema que puede estar causado por muchos factores, no siempre es por una enfermedad. La falta de atención es el más común, así como el estrés. Sin embargo, hay casos en los que sí es aconsejable acudir al médico.
¿Sientes que pierdes la memoria? Es muy probable que no tenga importancia. Aunque hay casos en los que esos pequeños despistes son más alarmantes, como en el caso del alzhéimer. Antes de saber cuándo debes acudir al médico por un problema de retentiva o deterioro cognitivo precoz, te explicamos qué es la memoria.
Se trata de una función del cerebro que permite codificar, almacenar y recuperar los hechos recientes y del pasado. Su misión es la de procesar y guardar gran cantidad de información (palabras, sensaciones, lugares, olores, etc) que consideramos relevante o que nos impacta para que podamos utilizarla en el día a día y en el futuro. Esto nos ayuda a desempeñar las tareas cotidianas, rememorar historias, prevenir situaciones que puedan dañarnos o para construir nuestro yo. Y es que somos nuestra memoria. De ahí la gravedad de enfermedades como el alzhéimer, que no solo hacen que perdamos los recuerdos, sino también la identidad.
¿Por qué perdemos memoria?
Son varias las causas que pueden provocar fallos y no todas tienen que ser por enfermedad. Por ejemplo, lo más común es que se den problemas de pérdida de memoria por ansiedad o estrés. Además, en estas situaciones tendemos a prestar menos atención y solemos tener problemas para concentrarnos o retener información.
El insomnio o tener dificultad para dormir bien durante un largo periodo de tiempo también puede repercutir. Y es que sueño es esencial para la memoria. Mientras dormimos, el cerebro aprovecha para repararse y para procesar la información del día, las emociones, así como para fijar los recuerdos y desechar aquello que no le interesa. "Incluso se puede llegar a eliminar una de las sustancias que están implicadas en el alzhéimer, la proteína amiloide", indica la doctora Sagrario Manzano, Coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología (SEN).
Algunas enfermedades psiquiátricas, como la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, así como ciertos psicofármacos o los medicamentos derivados de la morfina para combatir el dolor pueden hacer que tengamos problemas para recuperar los recuerdos. El exceso de alcohol, fumar o incluso sufrir obesidad, por su parte, también la perjudican.
Por último, además del deterioro cognitivo o la demencia, como el alzhéimer, hay otras enfermedades que pueden afectarla. Por ejemplo, algunos procesos infecciosos como la meningitis, problemas de corazón, esclerosis múltiple, tumores cerebrales, entre otras. Sufrir un golpe muy fuerte o experimentar una situación traumática también se pueden manifestar con pérdida de memoria.
¿Cómo saber si es algo grave?
Son muchas las situaciones cotidianas en las que se producen olvidos que, por lo general, no son significativos. Por ejemplo, tener algo en la punta de la lengua es algo que nos ocurre a todos. Sin embargo, si se repite con frecuencia, es recomendable consultarlo con el médico. También es habitual que no se recuerde en qué momento se dejó de leer un libro. La fatiga o la concentración del momento influyen en la retención de la historia. "De nuevo, el recuerdo depende de la atención y ésta del interés en una tarea sostenida. Ante la duda, hay que consultarlo con un especialista", señala la especialista.
Tampoco es preocupante olvidar dónde se han puesto las llaves o el lugar donde se ha aparcado el coche. Lo más probable es que se estén realizando varias tareas al mismo tiempo y esto cause déficit de atención. Por otro lado, no recordar los nombres de las personas de forma puntual no suele ser un síntoma de pérdida de memoria grave, sino algo más bien asociado a la edad. Ahora bien, "si se olvida el de nuestra pareja, hijos, familiares y amigos más cercanos de forma repetitiva, sí hay que acudir al médico", advierte la especialista de la SEN. Asimismo, no recordar asistir a eventos o citas importantes, perder objetos frecuentemente o mostrar confusión o desorientación en lugares conocidos son señales de alarma.
Así puedes entrenarla
Para frenar o retrasar el deterioro y proteger la memoria, es importante ejercitarla desde jóvenes. Y es que es como un músculo y, como tal, debe entrenarse para que no se atrofie. No es necesario realizar crucigramas o sudokus si no gustan. Se ha demostrado que la vida activa y curiosa también contribuye a entrenarla. Por ejemplo, salir al campo, de viaje, ir al cine, exposiciones, leer, cultivar la vida social e interesarse por los demás.
Además, estos trucos pueden ayudarte a retener mejor los recuerdos y evitar los olvidos:
Haz ejercicio. La actividad física oxigena todo el cuerpo y, por supuesto, el cerebro. Pero además, hacer deporte de manera regular actúa sobre un área que controla la memoria y ayuda a potenciarla, señala un estudio de la Universidad de Münster (Alemania).
Cierra los ojos. Si no consigues recordar dónde has puesto las llaves, prueba a cerrar los ojos. Un estudio de la Universidad de Surrey (Reino Unido) vio que los testigos de un crimen aportaban más detalles si matenían los ojos cerrados.
Repite en voz alta. Cuando quieras recordar algo, repítelo en voz alta. Científicos de la Universidad de Montreal (Canadá) aseguran que ayuda a afianzar el recuerdo.
Cuida la dieta. Tus hábitos alimenticios son esenciales para proteger la memoria. En este sentido, la dieta mediterránea parece frenar el deterioro cognitivo asociado a la edad y la demencia, según varios estudios.
Toma chocolate. Contiene una sustancia, la epicatequina, un flavonoide con propiedades antioxidantes, que mejora la salud general y, también, la memoria, según un estudio publicado en la revista médica Nature Neuroscience.

lunes, 16 de abril de 2018

 Las siete diferencias entre el Alzheimer y la Demencia
Tanto la demencia como el Alzheimer se encuentran dentro de las denominadas dolencias neurológicas, siendo ambas irreversibles y degenerativas, lo que implica que las funciones orgánicas dañadas o perdidas del paciente no puedan regenerarse. Pero no son lo mismo, entre sus diferencias destaca que, en el caso del Alzheimer, degenera hasta provocar la muerte de la persona en la mayoría de los casos, mientras que la demencia no es causa directa de fallecimiento. Pero no es la única distinción, existen más. En concreto, destacamos siete.
El Alzheimer es una de las enfermedades que más preocupan a la sociedad y los científicos. Tanto es así, que en lo últimos años se investigan nuevas técnicas para predecir el Alzheimer, una enfermedad que padecen unas 700.000 personas en España y la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que en 2050 se tripliquen los casos, por lo que el objetivo prioritario es encontrar una cura.
En cuanto a la demencia, es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria. Aunque afecta principalmente a las personas mayores, la demencia no es consecuencia del envejecimiento. En el mundo hay unos 47 millones de personas que padecen demencia, y cada año se registran 9,9 millones de nuevos casos.
La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en el mundo entero. Tiene un impacto físico, psicológico, social y económico en los cuidadores, las familias y la sociedad.
Aunque sean dolencias diferentes, ambas están relacionadas: el Alzheimer es la causa de demencia más común, acapara entre un 60% y un 70% de los casos.
El último Informe Mundial sobre el Alzheimer destaca que en el mundo hay unos 900 millones de personas con 60 años o más y prevé que entre 2015 y 20150 esta cifra aumente a un ritmo considerable.
ALZHEIMER
- Enfermedad neurodegenerativa.
- Es la causa más frecuente de demencia, según un estudio, el Alzheimer representa aproximadamente el 75% de las demencias.
- Puede ser la causa directa de muerte de una persona. Los pacientes suelen vivir 10 años más.
- En cuanto a los síntomas, el Alzheimer hace que se pierda la capacidad para resolver problemas o tomar decisiones. También provoca agresividad, paranoias o alucinaciones, además de una pérdida en la salud física y en las habilidades motoras.
- La edad, ser mujer y la cuestión hereditaria son los principales factores de riesgo.
- Puede aparecer en edades tempranas.
- No tiene cura.
DEMENCIA
- No es una enfermedad, es un síndrome por un deterioro de las capacidades mentales de la persona.
- Puede ser la consecuencia de otras enfermedades.
- No es causa directa de fallecimiento, por lo que el paciente puede vivir muchos años.
- En los síntomas, la demencia hace que se pierda la memoria a corto plazo y la capacidad de sociabilizar o mantener una conversación, pero la capacidad física se mantiene.
- La edad es uno de los principales factores de padecer este síndrome.
- Aparece en pacientes ancianos que pierden sus facultades mentales progresivamente.
- Podría tratarse al paciente.


Fuente: compromiso.atresmedia
http://compromiso.atresmedia.com/constantes-vitales/sabias-que/siete-diferencias-alzheimer-demencia

jueves, 5 de abril de 2018

El amor no se olvida

El amor no se olvida

(dedicado a los pacientes de Alzheimer y sus cuidadores)
Tu mente divaga,
No sabes dónde estás.
De repente me miras extrañada
Como si no me recordaras.
Lo que antes te era tan familiar
Hoy se ha convertido,
En un mundo amenazante.
Lo cotidiano se torna en peligro.
Te sientes insegura,
Formulas continuas preguntas;
“¿Dónde estoy, ¿quién eres?”
Y sientes que te asechan las dudas.
Tu mirada profunda,
Se clava en mi mirada,
Con una lágrima en tus ojos,
Me dices; “No recuerdo nada”.
Y te recuerdo quien eres,
Y te digo estás en casa
Y te recuerdo soy tu hija
Y tú mi madre amada.
No te preocupes si olvidas,
Aquí estoy para ser tu memoria
Para traer a la luz tus recuerdos
Para que revivas tu historia.
Y se te olvida que olvidaste,
Te sientes en un abismo
Yo te sostengo fuertemente.
Te digo “aquí estoy contigo”.
Entre las penumbras del olvido
Me sonríes y abrazas,
Y te vuelvo a llenar de besos,
Cuando me besas con nostalgia.
Porque ha de permanecer
Un sentimiento que no se olvida,
Que ni el ladrón de los recuerdos
Puede borrar, aunque insista
Es el Amor que nos tenemos,
El cual será tu mejor recuerdo.
Y ni la crueldad del Alzheimer,
tuvo poder para romperlo
Libre en el cielo de tu enfermedad,
A mi lado vuelves a estar,
Con un amor tan grande
Que ningún ladrón pudo robar
Aunque te hable de forma espiritual
Estás presente y no me olvidas.
Aun desde el cielo eres mi madre,
Y yo en la tierra sigo siendo tu hija.
Ya no tengo que recordarte quien soy,
Ni donde estás ni donde estoy.
Ahora siempre vas conmigo.
La vida en Dios venció a la muerte
Y el Amor venció al olvido.
Teresa Madera
Tomado de: https://goo.gl/X2RgiU

miércoles, 4 de abril de 2018

UNA CARTA A DOÑA PILAR…De Pablo A. Barredo Pdte de Diario De Un Cuidador

DIARIO DE UN CUIDADOR
Pablo A. Barredo
maria-malumbres-hernando-zaragoza-melilla-pilar-oliden
4 abril, 2018   Por 
UNA CARTA A DOÑA PILAR…
15036283_10207807462888006_8931807186921655690_n
Estimada Pilar que estás ya en los cielos,No encuentro las palabras adecuadas para despedirme de ti, para darte las gracias, por rendirte un homenaje como te mereces. Has sido la madre de muchos de nosotros, cuidadores y ex cuidadores. Tu sufrimiento como el de todos los que pasan por una demencia es injusto.Es injusto que alguien tan bueno, tan lleno de amor hacia el prójimo, y que ha luchado toda su vida ayudando a tantas personas en Melilla para que tuvieran una asistencia digna, haya sufrido en sus propias carnes una enfermedad tan cruel como es el Alzheimer. Todos los afectados de cualquier patología severa, podrían decir lo mismo.Como madre, estoy convencido de que, en estos momentos, desearías que la gente pensara menos en ti y más en ese gran hijo que dejas (tan solo físicamente). Querrías ver que ahora es él quien debe ser cuidado y en quien nos hemos de centrar. Así lo haremos. Así lo estamos haciendo. Y ahí seguirás a su lado. Lo sé. Envolviéndole con ese manto de amor infinito y protección con el que sólo las madres podéis cobijarnos.No he tenido el placer de conocerte en persona. Pero sabes lo mucho que Jesús y yo hemos caminado el uno al lado del otro. Tú y mi madre, nos habéis hecho transmutar esta experiencia en querer ayudar a los demás y os doy las gracias por ello. Has sido una señora excepcional y no he encontrado mejor forma de despedirme que la de dejar que sea Jesús la persona que te hable a través de estos textos escritos por él que he ido recopilando (el último escrito, son aquellas palabras que él imaginaba que le dirías al final de vuestro camino):
13600347_10206848791601823_3446750146852226248_n

TE QUIERO MI REINA
Te Quiero
Hoy te miro y estás ausente en un mundo que no entiendo, pero aún ahí estoy aquí contigo y camino a tu lado. Siente mi amor como música para tu alma, porque sé que ahí, donde habita tu mente te alcanzaré y calmaré tu dolor, cubriré tus temores y te daré consuelo en medio del mar de este olvido..
Sabes que estoy y estaré a tu lado…
hasta el final.¿Recuerdas cuando era un niño?, ¿aquellos momentos después de la cena?. Claro que no, qué preguntas.. o quizá sí, y no sepas como volver a contarme cuan dulces eran esos momentos cuando mi cabeza reposaba en tu regazo y acariciabas mi cabello.Ahora, aunque ya no podrás entenderlo, y aunque lo intente cada día, confieso que hacías que mi mundo fuese seguro, no existían temores, tu amor me envolvía y yo sonreía hasta dormir.Hoy soy quien sostiene estos pedacitos de cada uno de nosotros, nuestros recuerdos…en el jardín con el que siempre soñamos y que hoy está más lejos que nunca. Pero te tengo a ti, que eres la flor más maravillosa que haya podido contemplar. Y en medio de todo, estoy aquí..sostengo tu mano para que sientas que estás viva y que yo vivo por ti… regálame otra sonrisa, por favor.Miro tu rostro, recuerdo el tiempo pasado, esa bellísima y sincera sonrisa, te escucho tarareando por toda la casa aquella melodía que nunca supe qué era, edificando cada sueño que imaginaste y realizaste, y no puedo dejar de pensar qué habría sido de mi vida sin llegar a conocerte.Tu visión, tu entrega y amor por los demás, marcan mi vida.. Tu luz guía mis pasos, y en medio de tu ausencia, sé que me sientes cuando te digo “Te Quiero..” pero nunca lo hice lo suficiente, lo sé:Gracias Madre. Gracias por no habérmelo reprochado nunca, GRACIAS. Gracias por haberme enseñado a dar sin esperar nada a cambio.Me cuentan, que aún cuando el olvido te robe y te distancie de mi cada día un poco más… NUNCA podrás dejar de amar a aquel niño al que diste luz y creaste; al niño que llevaste en tus brazos, al que enseñaste a caminar, al que le mostraste el mar de la vida y… le diste alas para volar.Porque el amor cuando es de verdad es para siempre, porque si no es en el cerebro, es en el corazón y sino, es en el Alma.Me dicen… que tu amor por mi, aunque silencioso, permanecerá en ti de cualquier forma, y que tus bonitos ojos marrones, cada vez más oscuros al permanecer casi siempre cerrados, no dejan de verme, conocerme y sentirme hasta llegar al amor que me demostrabas de niño cada noche; y que hoy yo lo hago por ti.En medio de esta oscuridad siento que tu corazón está en paz…permanezco a tu lado, vivo en tu corazón, que es más fuerte que el olvido y tú estarás por siempre en el mío…
Te Quiero Mamá
Te Quiero mi Reina, No lo olvides(A la mujer que un día me tuvo en su seno, a ella que me formó con su ejemplo, su amor y dedicación…)✠ Tj ✠En la ciudad de Melilla, Miércoles 27 de enero 2016
29389290_10211583720532087_7859005073856618500_n

…Y el tiempo corre:A MI MADRE
A María del Pilar, mi Madre, con todo el Amor que encuentro… porque pasan los días, y veo al mundo muy quieto, y te vas, y te vas yendo y lo haces sin remedio… y no soporto el no haber hecho, lo que tú has hecho de mi, en este breve y cortísimo lapso de tiempo…
Pero quiero darte las gracias, y si algún día ya no te tengo, que sepas que siempre estuve aquí, y que eres lo que más quiero. Que ya nada será igual, cuando YA!! no cambies de lugar 100 veces ese florero, cuando YA!! no me preguntes 100 veces, “¿Dónde está…?”, hijo mío, esto o aquello… “¿a qué he venido AQUÍ… por Dios?.. vuelvo por donde vine, a ver si me acuerdo“. Frases que repetías, que recuerdo y que ahora tanto echo de menos..
Pedirte perdón por no haberlo comprendido primero, pero… QUIERO ESTAR AQUÍ -aunque nunca lo sepas- … y decirte:
TÚ ERES LO QUE MÁS QUIERO
Tus recuerdos se desvanecen… y entre todos nada hacemos, pero que complicado me resulta ayudarte en un mundo tan tuyo y que ya empieza a no ser nuestro.
Maria-de-pilar-oliden-malumbres

Gracias

ayuntamiento-de-melilla-mir-berlanga-papa-mama-melilla-reina-sofia-
Gracias (?)… a Papá, por haberse ido antes de tiempo… lo pienso, lo escribo y casi ni me entiendo; pero dime, amigo imaginario: ¿Qué hubiera sido de él, de verla entre tanto desconcierto?. Este, su último (inconsciente) detalle para contigo, siempre estará en mi recuerdo, como su persona, el hombre de tus Sueños, mi Padre, ese hombre tan dulce al que tanto tantísimo echo de menos.
Un Beso a él le envío, y un Abrazo, y un Te Quiero, por lo mucho que te quiso, y por ser… un ser sincero, por lo mucho que te amó, y por ser como ha sido: buen hombre y fiel caballero. Como él, disculpadme, no hubo ni habrá nadie en el mundo entero, ejemplo de multitudes que a veces permanecen en silencio… mientras tú, MADRE, te deterioras, y yo sigo buscando el maldito remedio. Mientras
algunos callan y yo… yo muero por dentro.
A mi Padre, mago de la honestidad, pero sobre todo a María del Pilar “Pili” Oliden, mi Madre
✠ Tj ✠En la ciudad de Melilla, Martes 13 de Enero 2009—
6895_10205873167531831_3432011892484883077_n
Al final…(…) Quisiera que recuerdes mi sonrisa y el amor en mis ojos. Olvida mis enfados y recuerda mis consejos; olvida aquellas palabras ásperas si salieron de mi boca alguna vez, más no de mi corazón que aún te recuerda… observa las señales, porque sigo aquí.Y si en algún momento mi actuar lastimó tu alma… trae a ti los buenos tiempos que pasamos juntos y aquellas cómplices miradas con las que tanto nos dijimos siempre.Es posible que no habláramos mucho, pero los ojos dicen tanto: Te quiero hijo mío.En este viaje, muchas veces sentí que la derrota y el desánimo podían más que yo, me deje llevar por las circunstancias y caí sobre mis rodillas, pero recuerda, -y tú lo sabes mejor que nadie- siempre me levanté y enfrenté duras batallas y al pasar el tiempo gané.Nunca te des por vencido…—Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
(…) Quisiera que recuerdes mi sonrisa y el amor en mis ojos. Olvida mis enfados y recuerda mis consejos; olvida aquellas palabras ásperas si salieron de mi boca alguna vez, más no de mi corazón que aún te recuerda… observa las señales, porque sigo aquí.Y si en algún momento mi actuar lastimó tu alma… trae a ti los buenos tiempos que pasamos juntos y aquellas cómplices miradas con las que tanto nos dijimos siempre.Es posible que no habláramos mucho, pero los ojos dicen tanto: Te quiero hijo mío.En este viaje, muchas veces sentí que la derrota y el desánimo podían más que yo, me deje llevar por las circunstancias y caí sobre mis rodillas, pero recuerda, -y tú lo sabes mejor que nadie- siempre me levanté y enfrenté duras batallas y al pasar el tiempo gané.Nunca te des por vencido…—Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
(…) Quisiera que recuerdes mi sonrisa y el amor en mis ojos. Olvida mis enfados y recuerda mis consejos; olvida aquellas palabras ásperas si salieron de mi boca alguna vez, más no de mi corazón que aún te recuerda… observa las señales, porque sigo aquí.Y si en algún momento mi actuar lastimó tu alma… trae a ti los buenos tiempos que pasamos juntos y aquellas cómplices miradas con las que tanto nos dijimos siempre.Es posible que no habláramos mucho, pero los ojos dicen tanto: Te quiero hijo mío.En este viaje, muchas veces sentí que la derrota y el desánimo podían más que yo, me deje llevar por las circunstancias y caí sobre mis rodillas, pero recuerda, -y tú lo sabes mejor que nadie- siempre me levanté y enfrenté duras batallas y al pasar el tiempo gané.Nunca te des por vencido…—Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
(…) Quisiera que recuerdes mi sonrisa y el amor en mis ojos. Olvida mis enfados y recuerda mis consejos; olvida aquellas palabras ásperas si salieron de mi boca alguna vez, más no de mi corazón que aún te recuerda… observa las señales, porque sigo aquí.Y si en algún momento mi actuar lastimó tu alma… trae a ti los buenos tiempos que pasamos juntos y aquellas cómplices miradas con las que tanto nos dijimos siempre.Es posible que no habláramos mucho, pero los ojos dicen tanto: Te quiero hijo mío.En este viaje, muchas veces sentí que la derrota y el desánimo podían más que yo, me deje llevar por las circunstancias y caí sobre mis rodillas, pero recuerda, -y tú lo sabes mejor que nadie- siempre me levanté y enfrenté duras batallas y al pasar el tiempo gané.Nunca te des por vencido…—Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
(…) Quisiera que recuerdes mi sonrisa y el amor en mis ojos. Olvida mis enfados y recuerda mis consejos; olvida aquellas palabras ásperas si salieron de mi boca alguna vez, más no de mi corazón que aún te recuerda… observa las señales, porque sigo aquí.Y si en algún momento mi actuar lastimó tu alma… trae a ti los buenos tiempos que pasamos juntos y aquellas cómplices miradas con las que tanto nos dijimos siempre.Es posible que no habláramos mucho, pero los ojos dicen tanto: Te quiero hijo mío.En este viaje, muchas veces sentí que la derrota y el desánimo podían más que yo, me deje llevar por las circunstancias y caí sobre mis rodillas, pero recuerda, -y tú lo sabes mejor que nadie- siempre me levanté y enfrenté duras batallas y al pasar el tiempo gané.Nunca te des por vencido…—Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
(…) Quisiera que recuerdes mi sonrisa y el amor en mis ojos. Olvida mis enfados y recuerda mis consejos; olvida aquellas palabras ásperas si salieron de mi boca alguna vez, más no de mi corazón que aún te recuerda… observa las señales, porque sigo aquí.Y si en algún momento mi actuar lastimó tu alma… trae a ti los buenos tiempos que pasamos juntos y aquellas cómplices miradas con las que tanto nos dijimos siempre.Es posible que no habláramos mucho, pero los ojos dicen tanto: Te quiero hijo mío.En este viaje, muchas veces sentí que la derrota y el desánimo podían más que yo, me deje llevar por las circunstancias y caí sobre mis rodillas, pero recuerda, -y tú lo sabes mejor que nadie- siempre me levanté y enfrenté duras batallas y al pasar el tiempo gané.Nunca te des por vencido…—Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
(…) Quisiera que recuerdes mi sonrisa y el amor en mis ojos. Olvida mis enfados y recuerda mis consejos; olvida aquellas palabras ásperas si salieron de mi boca alguna vez, más no de mi corazón que aún te recuerda… observa las señales, porque sigo aquí.Y si en algún momento mi actuar lastimó tu alma… trae a ti los buenos tiempos que pasamos juntos y aquellas cómplices miradas con las que tanto nos dijimos siempre.Es posible que no habláramos mucho, pero los ojos dicen tanto: Te quiero hijo mío.En este viaje, muchas veces sentí que la derrota y el desánimo podían más que yo, me deje llevar por las circunstancias y caí sobre mis rodillas, pero recuerda, -y tú lo sabes mejor que nadie- siempre me levanté y enfrenté duras batallas y al pasar el tiempo gané.Nunca te des por vencido…—Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
Pilar… nos dejas este gran legado. Un legado contruido por ti y tu hijo por y para los que sufren a diario. Dale fuerzas. Y confía en nosotros. Sabes que estará en buenas manos.Descanse en paz, Doña Pilar Oliden.
26195340_10155993589844801_386508923194631153_n

Fuente: Diario De Un Cuidador
https://fundaciondiariodeuncuidador.org/una-carta-a-dona-pilar/

martes, 3 de abril de 2018

Vuela alto mamá Pilar.

Hoy 03 de Abril de 2018, a las 7 am en un lugar de España, el Señor ha llamado a su reino a Doña Pilar Oliden M, una verdadera dama, una mujer con múltiples valores como ser humano, como madre, esposa, amiga, que mientras el Ladrón de los recuerdos no la atacó, entregaba gran parte de su tiempo a hacer una hermosa labor social, siempre queriendo ayudar al prójimo. Una vez que el Sr Alzheimer invadió su espacio, y fue robando uno a uno sus hermosos recuerdos, su hijo Jesús asumió el rol de cuidador,  Jesús mejor conocido en las redes sociales como Tj, creador de Alzheimer Universal, heredó ese don de su madre, pues con la creación de Alzheimer Universal ha ayudado por años a infinidad de familias aquejadas de esta terrible enfermedad, donde me incluyo.
Hoy es un día triste para nuestra familia Alzheimer, pues la partida física de mamá Pilar, si "mamá", porque Tj pasó a ser un hermano, por ende Doña Pilar nuestra madre, madre de miles y miles de cuidadores, y muchos excuidadores a quien Tj ayudó a vivir bajo el mismo techo de este Ladrón de recuerdos, a caminar de la mano de el Alzheimer, e incluso a pesar de ver como destruye a nuestro EA, también  a su cuidador, nos mostró una parte bonita, que es la entrega y el amor para cuidar y dar calidad de vida, sin separarnos de nuestra propia vida. 
Hoy lloramos tu partida mamá Pilar, pero a su vez celebramos tu viaje al encuentro de tus recuerdos, gracias a ello, podrás unirte de nuevo con tu esposo e hijos, quienes partieron antes para recibirte con amor. Vuela alto, muy alto, hoy el Señor te ha entregado tus alas, esas que te permitirán hacer tu vuelo al encuentro de tu vida eterna. Serás una nueva estrella que iluminará el camino de tu hijo Jesús, pues hoy al retomar tus recuerdos, vuelves a cuidar de el, pero como su ángel guardián.
Hoy Jesús necesita de nosotros, debemos unirnos en oración para darle consuelo y fortaleza a su alma, sé que así será, pues es un GUERRERO. Jesús que que te sirva de consuelo, que entregaste por años a tu madre tu tiempo entero, tus días y noches se unieron, para brindarle cuidados, atención y amor, eres grande, tan grande es tu alma, como el inmenso cielo azul, que hoy extiende su alfombra blanca, esa nube que llevará a tu madre al lado de nuestro Dios Padre. La luna le sonríe, las estrellas iluminan su camino, hoy ella es feliz.Tu NO estás solo hermano querido, mi gran Boss, mi HÉROE, te quiero grande, hoy mi alma saluda tu alma y le envía un cálido abrazo.

D.E.P!  ... LNE!!!

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, primer plano e interior

lunes, 2 de abril de 2018

10 Sencillas reglas de cómo tratar a tus padres cuando son de la tercera edad

10 Sencillas reglas de cómo tratar a tus padres cuando son de la tercera edad
Sasha Galitsky es un artista y terapeuta de arte que vive en Israel. Según sus palabras, “enseña escultura de madera a los veteranos centenarios y hace dibujos”. También da conferencias. En una de ellas Elena Dolzhenko anotó los 10 consejos para tratar a los padres de la tercera edad. Y nosotros queremos compartir contigo estas sabias observaciones.
Qué es lo que no debes hacer:
1. No intentes cambiarlos
Cuando éramos niños, los adultos nos fastidiaban cada rato hablando del hijo de los vecinos que tenía mejores calificaciones en la escuela y que les obedecía a sus padres. Cuando se vuelven viejos, empezamos a decirles lo mismo: “Mira, la vecina sale a pasear todos los días, y tú te la pases en casa“.
No intentes obligarlos a hacer algo, no se van a modernizar. Solo podemos aceptarlos tal y como son. Si una persona fumó hasta cumplir 80 años, es poco probable que deje de hacerlo. Uno de mis clientes bromea: ”Hago ejercicio respiratorio hasta que se me acaben los cigarrillos”.
2. No te sientas culpable
El sentimiento de culpa persigue a todo el mundo. Pase lo que pase, nos queda una sensación de que nos faltó hacer algo, darles algo o que nos portamos mal con nuestros padres. No te culpes. La culpa es del tiempo.
Cuídate y aprende a descansar. Si empiezas a vivir la vida de una persona de la tercera edad, de todas formas terminarás siendo culpable: te culparán de no haber podido hacer tu vida. ¿Por qué no te has casado? ¿Por qué no tienes hijos?
3. No entres en discusiones
discusión
La agresión de las personas mayores proviene de la inconformidad con ellos mismos. Cuando aceptas la razón de la agresión, cuando le sonríes a tu familiar mayor y no respondes a su crítica, la agresión disminuye. Si le respondes, pierdes.
Debes saber cambiar el tema de conversación. Intenta en una conversación tranquila cambiar el rumbo de la charla. Este ejercicio te ayudará en una situación de conflicto.
4. No esperes que la comunicación sea placentera
Trabajo con personas mayores desde hace 15 años. Cuando empiezan a criticarme, intento contenerme y luego entiendo que no debo tomarlo a pecho: no solo son nuestros padres, son nosotros mismos dentro de 20, 30, 40 años.
5. No discutas
Existen muchas ocasiones cuando se te antoja contestarles. Uno de mis alumnos me hizo comprar una tabla pesada, tardamos dos años tallando una escultura de ella. Luego se quejaba con todo el mundo: miren qué trabajo tan difícil me dio. Lo oí todo pero no le contestaba. No podía recordarle: “Usted me lo pidió”, porque simplemente no lo recordaba. Cuando te das cuenta con quién tratas, todo se vuelve más sencillo.
Qué debes hacer:
6. Compadece pero no sientas lastima
La compasión es muy importante. Y también es fundamental saber distinguir entre compasión y lástima: son nociones totalmente distintas. La lástima nos vuelve impotentes: al sentir lástima por otra persona, no podemos ayudarle. Mientras que la compasión puede ser diferente, tanto cínica como productiva.
7. Filtra la información que compartes con ellos
Quieren que seamos exitosos. Si visito a mis padres y empiezo a quejarme, ya no pueden ayudarme con nada. Por lo tanto, empecé a filtrar la verdad: existe la verdad buena y la que es mejor que no conozcan. Nuestro bienestar les garantiza el éxito, siempre hay que recordarlo.
8. Conoce sus fichas técnicas
Hay que entender con precisión con quién tratamos. Es importante entender lo que vive una persona que no ve, no oye, no puede ponerse de pie. Para comprender que es una persona ciega, intenta ponerte en sus zapatos: al menos, dibuja algo en la oscuridad.
9. Intenta ocuparlos
Cuando queremos proteger a nuestros padres de estafadores, todos los consejos están relacionados con el fortalecimiento de la defensa: poner una puerta de hierro, instalar una cámara de vigilancia, prohibirles acercarse a la puerta. En realidad, la respuesta es muy sencilla: solo debes ocuparlos.
Observa a la persona, dale cosas qué hacer. Si quieres que una persona se vaya rápido, simplemente siéntala sobre una silla a que el viento se lleve sus cenizas, no permanecerá mucho tiempo sentada. Mi tía, por ejemplo, amaba volver a leer los poemas de Sor Juana en la computadora vieja. Otra conocida, una abuela de 80 años, ya no oye ni un poco pero aún nada con cinco estilos diferentes en la piscina. Es bueno cuando existe la comunicación con los nietos, lo principal es que a los nietos no les perjudique esto.
10. Perdona
Es importante aprender a dejar los rencores en el pasado. Como en una computadora: la reinicias y empiezas a trabajar con ella de nuevo. Si hoy no perdonaste a tu abuelo, puede ser que mañana ya no esté aquí.
Para perdonar, hay que tener fuerza. Inventé para mí la técnica “5 minutos”: salgo del cuarto, me siento durante 5 minutos sin pensar nada. Luego vuelvo con nuevas fuerzas para seguir compadeciendo.
Y una de las leyes principales: aprende a hacerlos reír. Una persona mayor alegre no es peligrosa.

Fuente: Sasha Galitsk
https://jcc.timepad.ru/event/426477/

domingo, 1 de abril de 2018

Consejos para ir de vacaciones con un enfermo de Alzheimer.

Consejos para ir de vacaciones con un enfermo de Alzheimer.
La llegada del verano genera inquietud a aquellas personas que conviven con un enfermo de alzhéimer y se encargan de sus cuidados. ¿Podemos irnos de vacaciones? ¿Cuál es el mejor destino? ¿Lo desestabilizaremos? ¿Cómo afrontamos el viaje? ¿Qué necesitará? Los expertos aseguran que lo «ideal» es que el enfermo de alzheimer mantenga siempre la misma rutina, en el mismo entorno. En invierno y en verano.
Sin embargo, la dureza de la enfermedad, sobre todo para quien se encarga a diario del paciente, obliga al cuidador a «tomar aire, a desconectar y a disfrutar de unos días de vacaciones» para poder afrontar la rutina del año desde otra perspectiva.
Las vacaciones no deben estar reñidas con el cuidado de un paciente de alzhéimer que puede viajar y disfrutar también de otro entorno diferente siempre que, eso sí, se tengan en cuenta una serie de recomendaciones. Levante-EMV enumera los principales consejos que recomiendan los expertos de la mano de Emili Marmaneu, presidente de la Federación Valenciana de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (Fevafa), entidad que engloba a treinta y dos asociaciones de la Comunitat Valenciana.
«Es cierto que lo mejor para un enfermo de alzheimer es no salir de su entorno, de su rutina. Pero todos necesitamos vacaciones y si se tienen en cuenta una serie de recomendaciones no tiene por qué haber problemas. Eso sí, si el destino es un lugar conocido para ellos (la casa del pueblo, por ejemplo), mejor. Sin embargo, si el pueblo se encuentra a 800 kilómetros, tal vez sea mejor evitarlo», explica.
Para el viaje, «mejor en vehículo propio que en autobús o tren; es positivo hacerle partícipe de los preparativos y mantener un poco la rutina (levantarse a la misma hora, desayunar...); y hay que tener en cuenta que es mejor no mostrar prisas ni acelerar su ritmo. Eso sí, si el destino está my lejos o implica un viaje en avión es mejor dejar al familiar en una residencia y explicarle, tantas veces como sea necesario, que solo se quedará unos días porque está de vacaciones». Una vez en el destino, «es mejor ponerse en contacto con una asociación de familiares cercana, usar un método de identificación por si se desorienta y compartir los cuidados del enfermo con otros familiares».
La pregunta se repite todos los veranos en aquellas familias que conviven con un enfermo de alzhéimer. ¿Dónde nos vamos de vacaciones? ¿Será perjudicial? La Federación Valenciana de Asociaciones de Familiares de enfermos de Alzhéimer (Fevafa) detalla una guía con consejos prácticos a tener en cuenta:
Claves a tener en cuenta antes y después del viaje
- En coche propio
El viaje, en vehículo particular para realizar las paradas necesarias en sitios sin excesivo bullicio.
- Evitar grandes distancias
Un destino conocido para el enfermo (como la casa del pueblo) es lo ideal, aunque si ésta se encuentra a 800 kilómetros no, ya que no se recomiendan largas distancias.
- Partícipe de los preparativos
Se recomienda hacer un ejercicio de reminiscencia y recordar cómo ellos preparaban las vacaciones, por ejemplo.
- Información a la familia
Quien vaya a estar en contacto con el paciente debe saber las particularidades de la enfermedad.
- Métodos de identificación
Con una pulsera o un colgante con su nombre y teléfono del cuidador.
- Objeto personal
Puede ser alguna foto, ropa que le guste o una foto a la que esté habituado y se pueda trasladar, para que le de seguridad.
- Contacta con asociación de familiares
Las entidades abren en verano y pueden dar consejos o ayudar a resolver situaciones difíciles.
- Rutina
Hacer siempre lo mismo, también en verano y mantener la rutina de desayuno, paseo, piscina... (por ejemplo)
- Hidratación
Debe seguir una dieta equilibrada y con suficiente líquido para evitar la deshidratación.
- Estimulación y cariño
Realizar actividad física y estimular al paciente. Hay que dedicarle tiempo y compartir los cuidados.

Fuente: Afabaix
http://www.afabaix.org/es/content/consejos-para-ir-de-vacaciones-con-un-enfermo-de-alzheimer?utm_content=bufferb5162&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

El ejercicio puede mejorar la capacidad de pensamiento y la memoria

El ejercicio puede mejorar la capacidad de pensamiento y la memoria
El ejercicio puede mejorar la capacidad de pensamiento y la memoria
Hacer ejercicio dos veces por semana puede mejorar la capacidad de pensamiento y la memoria en personas con deterioro cognitivo leve (DCL), según una guía publicada por la Academia Estadounidense de Neurología (AAN, por sus siglas en inglés). La recomendación, que es una actualización de la guía previa de la AAN sobre deterioro cognitivo leve, está respaldada por la Asociación de Alzheimer de Estados Unidos.
El deterioro cognitivo leve es una enfermedad médica que es común con el envejecimiento. Aunque se relaciona con problemas con la capacidad de pensamiento y la memoria, no es lo mismo que la demencia. Las personas con DCL tienen síntomas más leves, con dificultades para completar tareas complejas o problemas para comprender la información que han leído, mientras que las personas con demencia presentan problemas con las tareas diarias, como vestirse, bañarse y comer. Sin embargo, existe una fuerte evidencia de que el DCL puede conducir a la demencia.
«Es emocionante que el ejercicio pueda ayudar a mejorar la memoria en esta etapa, ya que es algo que la mayoría de la gente puede hacer y, por supuesto, tiene beneficios generales para la salud,afirma el autor principal, Ronald C. Petersen. «Debido a que el DCL puede progresar a demencia, es particularmente importante que se diagnostique temprano».
Aconsejar la práctica de ejercicio
Según la guía, los médicos deben recomendar que las personas con DCL hagan ejercicio regularmente como parte de un enfoque general para controlar sus síntomas. Aunque no se han realizado estudios a largo plazo, los análisis de seis meses de seguimiento sugieren que los entrenamientos dos veces a la semana pueden mejorar la memoria.
La guía establece que no existen medicamentos aprobados por la agencia estadounidense del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento del DCL. Además, no hay estudios de alta calidad y de largo plazo que sugieran que los medicamentos o los cambios en la dieta pueden mejorar la capacidad de pensamiento o retrasar los problemas de memoria en personas con DCL.
La guía establece que los médicos pueden recomendar la capacitación cognitiva para personas con DCL. Existe evidencia débil de que el entrenamiento cognitivo puede ser beneficioso para mejorar las medidas de la función cognitiva. Los autores de la guía de la Academia Estadounidense de Neurología desarrollaron las recomendaciones después de revisar todos los estudios disponibles sobre DCL.
En todo el mundo, más del 6 por ciento de las personas en sus 60 años sufre deterioro cognitivo leve y la enfermedad se vuelve más común con la edad. Más del 37% de las personas de 85 años o más lo padecen. «Si usted u otras personas han notado que es olvidadizo y tiene problemas con tareas complejas, debe consultar a su médico para que lo evalúe y no asumir que es solo parte del envejecimiento normal», dice Petersen.
A veces los problemas de memoria son un efecto secundario de medicamentos, trastornos del sueño, depresión u otras causas que pueden tratarse. Es importante reunirse con su médico para determinar la causa raíz. Las medidas tempranas pueden evitar los problemas de memoria

Fuente: ABC
http://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-vida-sana-ejercicio-puede-mejor-capacidad-pensamiento-y-memoria-201801230148_noticia_amp.html?__twitter_impression=true

sábado, 31 de marzo de 2018

RUTINAS DEL ALZHEIMER

RUTINAS DEL ALZHEIMER
Levantarse medio dormido por haber tenido que dormir mal debido a que la abuela ha dormido agitada. Asearse un poquito y comenzar. Llevar a la habitación la cuña, papel higiénico, una toalla, un orinal de plástico lleno de agua templada, gel de baño y varias esponjas.
Desatar las amarras de algodón con las que se ha tenido atada a la cama a la abuela para evitar una caída. Desenchufar el colchón antiescaras para que se deshinche poco a poco. Quitar las sábanas y mantas que cubren a la abuela y notar cómo se estremece al sentir algo de frío. Retirar el pañal sucio, retirar los restos de suciedad de sus partes y lavar bien. Aplicar después una crema para evitar escoceduras. Proceder después a lavar a la abuela en la misma cama con cuidado para no hacerle ni hacernos daño. Revisar su piel para ver si se ha producido alguna herida por la noche.
La piel de sus piernas parece de papel y no es raro que haya que curarla. Colocar inmediatamente un pañal limpio y sentarla en la cama. Vestir su cuerpo desnudo. Inmediatamente se acerca la silla de ruedas y, abrazándola fuertemente por los hombros se mueve su cuerpo de la cama a la silla con un movimiento rápido y con fuerza, pues ya no sabe apoyar los pies. Es mover un peso muerto con el peligro de una caída o con el de un tirón de espalda para quien la mueve. Se lleva a la abuela al sillón del salón y se procede a sentarla y colocarle el oxígeno.
Mientras una persona recoge la habitación y limpia, otra prepara el desayuno: leche y sopas de pan o magdalenas remolidas. Ya no traga y la dieta tiene que ser blanda. Por eso hay que machacar las pastillas de la mañana que se diluyen en la leche. Se le coloca un babero y, con paciencia, se le da el desayuno. Mastica muy despacio. Empieza a perder esa función básica.
Después, una persona tiene que sentarse en un sillón al lado de ella para vigilarla. Unas veces dormita. Tiene totalmente perdida la noción del tiempo. Otras, está nerviosa, se levanta y quiere irse. Hay que sentarla. El riesgo de caída es manifiesto. Son tres o cuatro horas así, interrumpida porque, a veces hay que quitarle un pañal sucio y limpiarla. Hace ya mucho que no controla sus esfínteres. Se entretiene uno con la televisión, leyendo, con el móvil, con twitter. No te puedes mover de su lado. Si te orinas, te aguantas hasta que haya alguien en casa.
Con la comida se sigue un procedimiento parecido que con el desayuno o la cena. Y el acostar a la abuela es parecido al levantarla, sólo que con un orden inverso de tareas.
Llega la noche y podemos quedar un rato en el salón descansando y oyendo cómo habla, llora o se queja la abuela sin saber por qué. A quien duerme con ella, probablemente le toque hacerlo a trompicones.
Esa ha sido mi rutina, la de mi hermana y sobre todo la de mi madre, que fue quien más peso llevó en el cuidado de mi abuela durante año y medio. Rutina de alzheimer
¿Qué perdí yo? Sobre todo tiempo. No mucho, año y medio. Poco en comparación con lo que mi abuela dedicó a mi cuidado.
¿Qué gane? Profundidad, otra mirada a la vida. Espíritu de sacrificio, entrega. Valoración más honda de mi familia, de mis abuelos, por supuesto, pero también de los sacrificios de mi madre y de mi hermana. Sensibilidad hacia el dolor y el sufrimiento ajeno. Y sobre todo, muchos besos dados y recibidos aunque ella ya no supiera a quién besaba. Y diez minutos de lucidez, milagrosos, poco antes de morir en los que le pregunté: “¿Quién soy?” Y respondió con seguridad: “Mi nieto”, tras meses sin reconocerme.
El alzheimer de mi abuela, en definitiva, me ha hecho mejor persona. Estoy orgulloso de ella y con la conciencia en paz.
Fuente: Serdomas
https://www.serdomas.es/rutinas-del-alzheimer/#.WN6BzuoUnqA

Sitio Oficial

Ladrón de los Recuerdos

Publicidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...